Las alfombras producidas por las tribus nómadas ocupan un lugar importante en la cultura tuareg y han sido tejidas a mano por mujeres durante miles de años.