El florecimiento de estas alfombras marroquíes marca el final de una era en la que las alfombras se hicieron predominantemente utilizando lana como material principal. Estos desarrollos tienen una gran influencia en las perspectivas culturales, sociales y económicas en las zonas rurales de Marruecos.